¿No puede conseguir un préstamo automotriz? Aún tiene otras opciones

Si se enfrenta al rechazo de un préstamo automotriz y se pregunta a quién acudir, aquí tiene algunas sugerencias.
Shannon Bradley
By Shannon Bradley 
Published
Edited by Julie Myhre-Nunes

Many or all of the products featured here are from our partners who compensate us. This influences which products we write about and where and how the product appears on a page. However, this does not influence our evaluations. Our opinions are our own. Here is a list of our partners and here's how we make money.

La cifra récord de rechazos de préstamos automotrices está dejando a muchas personas sin transporte.

La tasa de rechazo del último año para préstamos automotrices alcanzó el 14.2% a finales de junio, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Esta fue la tasa de rechazo más alta desde 2013, cuando la Fed comenzó a llevar un registro de dichos datos. El acceso al crédito para automóviles ha mejorado ligeramente en los últimos meses, pero obtener un préstamo sigue siendo más difícil que hace un año.

La situación actual del mercado, con tasas de interés elevadas, pagos de vehículos que exigen mucho al presupuesto y una tendencia al alza de la morosidad, han llevado a las entidades crediticias a endurecer el crédito por temor a que aumente el número de morosos.

Si usted sufre el rechazo de un préstamo para la compra de un carro y no sabe a quién acudir, aquí tiene algunas sugerencias.

Infórmese de por qué le negaron el préstamo para un vehículo

En virtud de la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito, los prestamistas están obligados a proporcionar un aviso de acción adversa (en inglés) que enumere las razones por las que su préstamo fue rechazado o los detalles sobre cómo solicitar esas razones en un plazo de 60 días. Si usted no recibe dicha notificación, solicítela.

Aunque usted cumpla los requisitos de ingresos mínimos de un prestamista, su préstamo podría ser rechazado por otros motivos, como tener un historial laboral corto o irregular, o un historial crediticio escaso o nulo. Otro posible motivo de rechazo es tener una elevada relación deuda-ingresos, es decir, la cantidad de deuda en tarjetas de crédito, otros préstamos o una hipoteca comparada con sus ingresos. Además, una solicitud de préstamo puede ser rechazada por algo tan simple como la falta de información o que esta sea incorrecta.

Saber por qué le han negado el préstamo puede ser un punto de partida para superar esos obstáculos.

Ahorre para el pago inicial del vehículo

Caleb Cook, vicepresidente de préstamos al consumo en Digital Federal Credit Union, dijo en un correo electrónico que "ahorrar para un pago inicial puede ser tan importante como trabajar en la mejora de su puntaje de crédito". Y añadió: "Tener un pago inicial sin duda ayuda si usted tiene problemas de crédito desde una perspectiva de evaluación de riesgo, y por lo general puede ser un requisito del prestamista."

La cantidad recomendada para el pago inicial de un vehículo (en inglés) es del 20% para los nuevos y del 10% para los usados, lo que significa que, basándose en los precios medios actuales de los vehículos, un ahorrador debería aspirar a $9,600 para los nuevos y $2,700 para los usados. Para una persona con problemas financieros, ahorrar estas cantidades puede resultar difícil.

En algunos estados, los residentes pueden ahorrar y recibir fondos de igualación (hasta una determinada cantidad) para la compra de un vehículo utilizando un tipo de cuenta de ahorro denominada Cuenta de Desarrollo Individual (IDA, por sus siglas en inglés). La disponibilidad y el uso permitido de las IDA varían según el estado, y las agencias de servicios sociales que las administran pueden tener sus propios requisitos.

La organización sin fines de lucro Prosperity Now ofrece un mapa nacional de programas IDA (en inglés) para ayudar a las personas a buscar IDA en su estado.

La mayoría de las cuentas IDA tienen estrictos requisitos de elegibilidad, y una persona tiene que permanecer en el programa durante un período de tiempo para recibir fondos de igualación, según Laura Yepez, administradora de programas del equipo de cambio de ecosistemas de Prosperity Now.

"Las aportaciones suelen ser de 1 a 1, pero pueden llegar a ser de $3 a $5 [por dólar ahorrado]. Los ahorros incentivados facilitan la consecución de los objetivos, y la mayoría de los programas cuentan con un asesor financiero que se reúne con los participantes para ayudarles a crear y hacer un seguimiento de sus objetivos", explica Yepez en un correo electrónico.

Busque programas de compra de vehículos con préstamos de bajo interés

Aunque no abundan, existen programas de compra de vehículos con préstamos a bajo interés a través de organizaciones sin fines de lucro en determinadas zonas. Estos programas se centran en la propiedad de vehículos como un componente de la estabilidad financiera a largo plazo, por lo que normalmente hay un requisito de capacitación financiera. Además, la participación es limitada.

Dos ejemplos son Goodwill Cars to Work, que atiende a residentes de Kentucky y algunos condados de Indiana, y Vehicles for Change (VFC), para residentes de Maryland y el norte de Virginia. Los participantes en ambos programas deben trabajar 30 horas semanales, tener ingresos limitados y demostrar su capacidad para costear los gastos relacionados con el vehículo. No se tiene en cuenta la puntuación crediticia.

Los participantes en Cars to Work financian vehículos fiables con un préstamo a 36 meses con una tasa APR fija del 5% a través de una asociación con una cooperativa de crédito local y un grupo automovilístico, según Kalea Raynor, directora de vivienda y transporte de Goodwill Industries of Kentucky. También deben tener $500 en una cuenta de ahorros para empezar, cantidad que es igualada por Goodwill. Los pagos mensuales oscilan entre $150 y $210, y los intereses se reembolsan si el préstamo se paga en su totalidad sin retrasos.

Las personas que participan en el programa VCF son remitidas por organismos asociados y se les garantiza un préstamo a 12 meses y bajo interés, explica Martin Schwartz, fundador y presidente de VFC. Los vehículos donados son puestos a punto por mecánicos certificados por la Automotive Service Excellence en el programa de capacitación VFC Full Circle, que ofrece formación de técnicos de automoción a personas que tienen dificultades laborales. Los vehículos entregados cuestan aproximadamente $950 en total, con pagos mensuales de $100, y el mantenimiento continuo del vehículo está disponible a través de Full Circle a un costo reducido.

Para saber si existen programas similares de compra de vehículos en su localidad, póngase en contacto con United Way (llame al 211) o con su agencia local de acción comunitaria (en inglés).

Cuidado con los concesionarios de vehículos que anuncian "compre aquí y pague aquí"

Los concesionarios del tipo "compre aquí y pague aquí" (en inglés) venden vehículos usados y ofrecen financiación a quienes no pueden obtener préstamos en otro sitio. Las tasas de interés de esta financiación son de las más altas, y los vehículos pueden llevar instalados dispositivos de seguimiento para impedir que funcionen si los clientes se retrasan en los pagos. Cuando se les preguntó qué consejos tenían para las personas que no pueden obtener préstamos para comprar vehículos, Raynor y Schwartz aconsejaron evitar recurrir a los concesionarios que ofrecen “compre aquí y pague aquí” (o BHPH, por sus siglas en inglés) pero Schwartz reconoció que esta puede ser la única opción para algunas personas.

Dice que se han puesto en contacto con él muchas personas cuyos vehículos de los concesionarios BHPH "se cayeron a pedazos" poco después de comprarlos, pero añade que hay concesionarios de este tipo que son "honrados". La gente tiene que ser precavida y hacer preguntas para encontrarlos.

Si su única opción es un concesionario BHPH, asegúrese de que su vehículo esté cubierto al menos por una garantía de 30 días/3,000 millas y solicite un informe del historial del vehículo (en inglés). Lea la documentación del préstamo antes de firmarlo para tener claro la tasa de interés y la cuota mensual que está aceptando. Busque discrepancias o comisiones ocultas y pregunte si los pagos que se realicen a tiempo se notifiquen a las agencias de crédito para ayudarle a establecer su historial crediticio.

Schwartz también dice que pregunte por los dispositivos de seguimiento. "Si no puedo cumplir con un pago, ¿se apaga mi vehículo en medio de la carretera y no puedo llevar a mis hijos a casa?".

Este artículo fue publicado originalmente en NerdWallet en inglés.