Cómo establecer el crédito

Empiece por hacerse un usuario autorizado, o bien con un préstamo generador de crédito o una tarjeta de crédito con garantía.
Bev O'Shea
Erin El Issa
By Erin El Issa and  Bev O'Shea 
Published
Edited by Kathy Hinson

Many or all of the products featured here are from our partners who compensate us. This influences which products we write about and where and how the product appears on a page. However, this does not influence our evaluations. Our opinions are our own. Here is a list of our partners and here's how we make money.

Generar crédito puede ser una tarea complicada. Cuando uno no tiene historial crediticio es difícil conseguir un préstamo, una tarjeta de crédito o incluso un apartamento.

"Alrededor del 20% de la población en Estados Unidos tiene historial crediticio inexistente o poco establecido, un grupo en el que la población afroamericana y latina están desproporcionadamente representadas", dijo Michele Evans, vicepresidenta ejecutiva de Fannie Mae, en un comunicado de prensa de septiembre de 2022. Fannie Mae es una empresa patrocinada por el gobierno que ayuda a impulsar la financiación de viviendas.

Pero, ¿cómo puede usted demostrar un historial responsable de pagos si, de partida, nadie le otorga un crédito?

Existen varias herramientas que pueden ayudarle a establecer un historial crediticio:

  • Si su objetivo es conseguir una tarjeta de crédito, puede empezar con una tarjeta de crédito con garantía o una tarjeta con aval, o bien pedir ser usuario autorizado en la tarjeta de otra persona.

  • Si lo que desea es acumular crédito sin usar una tarjeta de crédito, puede hacer la prueba con un préstamo generador de crédito, un préstamo con garantía o un préstamo con aval. También hay formas de utilizar los pagos del alquiler, el teléfono y los servicios públicos para establecer el crédito.

A continuación, le mostramos algunas herramientas para establecer el crédito y la forma de utilizarlas para conseguir un buen puntaje de crédito.

Obtenga una tarjeta de crédito con garantía

Si usted va a generar su puntaje de crédito desde cero, es probable que tenga que empezar con una tarjeta de crédito con garantía. Este tipo de tarjeta por lo general cuenta con el respaldo de un depósito en efectivo que usted realiza por adelantado: el monto del depósito suele ser el mismo que su límite de crédito. Las cantidades mínimas y máximas que se pueden depositar varía según la tarjeta. Muchas tarjetas exigen un depósito mínimo de $200, pero algunas empresas ofrecen ahora tarjetas de crédito alternativas que no necesitan depósito de garantía.

Puede utilizar la tarjeta como cualquier otra tarjeta de crédito: para hacer compras, realizar un pago en la fecha de vencimiento o antes e incurrir en intereses si no paga el saldo completo. El depósito se devuelve al titular cuando se cierra la cuenta.

Las tarjetas de crédito con garantía no son para usarlas siempre. Están pensadas para generar crédito lo suficiente como para poder optar a una tarjeta sin garantía, es decir, una tarjeta sin depósito y con mejores ventajas.

Elija una tarjeta con garantía que tenga una cuota anual baja y asegúrese de que los datos de pago se comuniquen a las tres agencias de crédito: Equifax, Experian y TransUnion. Su puntaje de crédito se genera utilizando la información que contienen sus informes de crédito. Las tarjetas que comunican a las tres agencias le permiten a usted establecer un historial de crédito más completo.

Obtenga un producto generador de crédito o un préstamo con garantía

Un préstamo generador de crédito es exactamente lo que indica su nombre: su único objetivo es ayudar a las personas a generar crédito. En un análisis de 2020, la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor descubrió que, para los consumidores sin un préstamo existente, optar por un préstamo generador de crédito aumentaba su probabilidad de tener un buen puntaje de crédito en un 24%.

Por lo general, la entidad de crédito retiene el dinero del préstamo en una cuenta y no se lo entrega al solicitante hasta que haya pagado el préstamo. Es una especie de programa de ahorro forzoso, y sus pagos se comunican a las agencias de crédito. Estos préstamos por lo general los ofrecen las cooperativas de crédito o los bancos comunitarios.

Existe otra opción. Si usted tiene dinero depositado en un banco o cooperativa de crédito, pregunte por un préstamo con garantía para la generación de crédito. En estos casos, la garantía es el dinero de su cuenta o certificado de depósito. La tasa de interés por lo general es un poco más alta que el interés que está ganando en la cuenta, pero puede ser considerablemente más baja que sus otras opciones.

Utilice un aval

También es posible obtener un préstamo o una tarjeta de crédito sin garantía utilizando un aval, pero asegúrese de que tanto usted como el aval comprendan que el aval es el responsable del monto total adeudado si usted no paga.

Conviértase en usuario autorizado

Un familiar o su pareja puede estar dispuesto a incluirle como usuario autorizado en su tarjeta. Al hacerlo, el historial de pagos de esa tarjeta se añade a su expediente de crédito, por lo que le conviene que el usuario principal tenga un largo historial de pagos realizados con puntualidad. Esta opción sirve especialmente para jóvenes que están empezando a acumular crédito.

No tiene necesidad de usar la tarjeta (ni siquiera de tenerla en su posesión) para sacarle provecho a la condición de usuario autorizado.

Pídale al titular principal de la cuenta que averigüe si el emisor de la tarjeta comunica la actividad del usuario autorizado a las agencias de crédito. Por lo general, esa actividad se notifica, pero usted debe asegurarse de que así sea, pues de lo contrario, sus esfuerzos por aumentar el crédito podrían ser en vano.

Antes de añadirle como usuario autorizado, usted debe llegar a un acuerdo con el titular y decidir las formas en que va a utilizar la tarjeta.

Obtenga crédito por las facturas o cuentas que paga

Los servicios de informes de alquiler toman una factura que usted ya está pagando y la incluyen en su informe crediticio, lo que ayuda a establecer un historial positivo de pagos realizados con puntualidad. No todos los puntajes de crédito tienen en cuenta estos pagos, pero algunos sí, y eso puede ser suficiente para obtener un préstamo o una tarjeta de crédito que le permita asentar firmemente su historial crediticio.

Experian Boost ofrece una alternativa para que sus facturas de teléfono móvil y de servicios públicos se reflejen en su informe crediticio con esa oficina de crédito. Tenga en cuenta que el efecto se limita solo al informe de crédito con Experian y cualquier puntaje de crédito calculado en el mismo.

Practique buenos hábitos de crédito

Intente realizar sus pagos de manera puntual y, si puede, pague al menos el monto mínimo. Pagar puntualmente las cuotas de la tarjeta de crédito o del préstamo es lo más importante que puede hacer usted para mejorar su puntaje. Si puede pagar más del mínimo, también le servirá de mucho.

Si utiliza tarjetas, mantenga baja la utilización de su crédito. La utilización es el porcentaje que usted usa de su límite de crédito. Recomendamos mantener la utilización del crédito por debajo del 30%, siempre que sea posible, en todas las tarjetas. Cuanto menor sea su utilización, mejor será para su puntaje.

Evite solicitar varias cuentas de crédito en muy poco tiempo. Las solicitudes de crédito pueden causar una leve caída temporal en su puntaje. Las solicitudes múltiples pueden causar un daño significativo. Si es posible, despues de solicitar una tarjeta de crédito, espere seis meses antes de solicitar otra, y antes de hacerlo, investigue cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades.

Mantenga abiertas las cuentas de tarjetas de crédito. A menos que tenga una razón de peso para cerrar una cuenta, como una cuota anual elevada o un mal servicio de atención al cliente, considere la posibilidad de mantenerla abierta. También podría pensar en bajar de categoría o de transferir su límite de crédito a otra tarjeta. Cerrar una cuenta puede perjudicar la utilización de su crédito y reducir la antigüedad media de su cuenta.

Este artículo fue publicado originalmente en NerdWallet en inglés.