Cómo establecer su primer presupuesto

Bev O'SheaJan 31, 2017
Many or all of the products featured here are from our partners who compensate us. This may influence which products we write about and where and how the product appears on a page. However, this does not influence our evaluations. Our opinions are our own. Here is a list of our partners and here's how we make money.

En su forma más simple, hacer un presupuesto es un problema de matemáticas elemental.

Si yo tengo un sueldo de, digamos, $2,000 al mes ¿cómo puedo pagar por vivienda, comida, seguro, cuidados médicos, pagos de deudas y diversiones sin que se me acabe el dinero? Esto es mucho que cubrir con un ingreso limitado.

¿Cómo puede decidir lo que es más importante y cómo gastar la mayor parte de su dinero? Si sus gastos son mayores que sus ingresos, ¿qué puede hacer? ¿Cómo puede hacerle frente a gastos imprevistos mayores?

Para todas estas preguntas, la respuesta es un presupuesto. A seguir, detallamos cómo hacerlo:

    >>Más información sobre: Cómo eliminar las deudas

    Inicio de un buen presupuesto

    Muchos expertos recomiendan el presupuesto popular de 50/30/20.

    La experta en bancarrota, la Senadora Elizabeth Warren, es coautora con su hija Amelia Warren Tyagi, del libro “All Your Worth” (Su valor propio). Ellas recomiendan un presupuesto que le permite usar aproximadamente un 50% de su dinero actual después de deducir impuestos, para gastos esenciales: cosas que debe pagar mensualmente. El otro 20% debe ser para ahorros y pagos de deudas. Esto le deja un 30% para pagar gastos variables —las cosas que desea, como comprar ropa nueva, salir con amigos y diversiones.

    Es posible que estas proporciones estén fuera de control hasta que usted logre encaminar sus finanzas.

    “Es común que las personas gasten un 70% o más en imprescindibles, lo que explica por qué es tan difícil para ellos ahorrar y pagar sus deudas. No existe la disponibilidad,” dice Liz Weston, columnista de NerdWallet.

    Dependiendo de sus ingresos y de sus circunstancias, le puede tomar años para alcanzar la proporción de 50/30/20. Sin embargo, en un plazo más largo, alguien que siga estas pautas conseguirá tener una deuda controlable, dinero para darse gustos ocasionalmente y ahorros para pagar gastos irregulares o imprevistos, como también retirarse cómodamente.

    Lo indispensable: un 50% de los ingresos

    Sus necesidades —casi un 50% de sus ingresos después de la deducción de impuestos— deben incluir: