Cómo administrar los costos de cuidar a un padre mientras cría a sus hijos

De estrategias fiscales a ayuda social, estos recursos pueden reducir los gastos de bolsillo de los cuidadores.
Kate Ashford, CSA®
By Kate Ashford, CSA® 
Published
Edited by Holly Carey

Many or all of the products featured here are from our partners who compensate us. This influences which products we write about and where and how the product appears on a page. However, this does not influence our evaluations. Our opinions are our own. Here is a list of our partners and here's how we make money.

Casi una cuarta parte de los mileniales se hacen cargo de un adulto, según una encuesta de AARP de 2020. Y un informe de 2020 del mercado de seguros GoHealth encontró que 1 de cada 3 mileniales están manteniendo financieramente a sus padres, y más de una cuarta parte ayuda a administrar la atención médica de sus padres.

Esto significa que, además de cuidar de los niños pequeños, muchos mileniales también administran las necesidades de sus padres, abuelos u otros seres queridos. Esto puede tener consecuencias: Según GoHealth, al 82% de los mileniales les preocupa no tener suficiente dinero para mantener a sus padres y a sí mismos.

Aunque hay muchos recursos disponibles que pueden ayudar con los gastos, es difícil saber dónde buscar. Estos son algunos consejos para empezar.

Pregunte por los recursos que tienen

¿Su ser querido cuenta con un seguro para cuidados a largo plazo (en inglés)? Esta cobertura puede ayudar con los costos de los cuidados en el hogar o con los gastos de la vida asistida o la residencia de ancianos. "He hablado con muchos cuidadores que ni siquiera sabían que sus seres queridos tenían pólizas para cuidados a largo plazo", dice Amy Goyer, experta en cuidados de AARP. "Eso puede ser muy, muy útil".

Si la persona a la que uno cuida tiene suficiente capital en su casa y tiene 62 años o más, una hipoteca inversa (en inglés) puede ayudarle con los gastos. Una hipoteca inversa es un préstamo o línea de crédito basado en el capital de una vivienda. Pero no es adecuada para todo el mundo.

"Siempre recomiendo hablar con un asesor financiero, especialmente con alguien que tenga mucha experiencia con hipotecas inversas, antes de meterse en una", dice Goyer.

Utilice estrategias fiscales si dispone de ellas

Si puede reclamar a su ser querido como dependiente (lo que significa que has proporcionado más de la mitad de su mantención financiera durante el año) hay créditos fiscales federales y deducciones que puede investigar.

"El crédito fiscal por cuidado de hijos y dependientes puede aplicarse a las personas mayores", dice Jill McNamara, directora senior de Care.com, un mercado en linea. "Esto abre la oportunidad a los cuidadores de ahorrar anualmente en sus gastos relacionados con los cuidados a domicilio o los servicios de guardería para adultos". Además, existe el crédito para otras personas dependientes, que permite a los cuidadores acceder a un crédito de $500".

Si usted está pagando los gastos médicos de su ser querido, también tiene derecho a deducir los gastos médicos que superen el 7.5% de sus ingresos brutos ajustados. Esto incluye la asistencia médica, los medicamentos con receta y el transporte para recibir atención médica, entre otras cosas. (Consulte la Publicación 502 del IRS para obtener una lista completa).

Verifique si hay asistencia pública

Si su ser querido es veterano de las fuerzas armadas, puede que tenga derecho a prestaciones a través del Departamento de Asuntos de Veteranos (consulte caregiver.va.gov). Es posible que pueda acceder a asistencia médica, equipos médicos y modificaciones en el hogar.

"Mi padre pudo conseguir todos sus medicamentos sin copago", dice Goyer, que también recibió ayuda para establecer cuidados paliativos para su padre y conseguir una rampa para su casa.

"Nunca suponga que no cumplen los requisitos", dice Goyer. "Siga haciendo preguntas e infórmese. Conseguimos implementos para la incontinencia (en inglés), que es un gasto enorme".

Medicaid (en inglés) puede ser de ayuda si su ser querido tiene bajos ingresos. Las normas de cada estado son diferentes: póngase en contacto con la oficina de Medicaid de su estado para conocer los requisitos de elegibilidad. Una nota de precaución: Si usted es el cuidador de uno de sus padres, no combine su dinero con el de ellos. "Si un padre llega a necesitar Medicaid, Medicaid tiene un período retrospectivo", dice Pamela Wilson, experta en cuidados y conferenciante. "No les agradan las cuentas combinadas".

Para tener derecho a Medicaid es necesario tener unos ingresos muy bajos o recursos limitados. Si los niveles no son lo suficientemente bajos, puede planificar una reducción estratégica de sus activos. Goyer recomienda hablar con un planificador de Medicaid certificado (puede encontrar uno en cmpboard.org) o con un abogado especializado en personas mayores para que le asesore.

Busque ayuda en la comunidad

Puede haber programas en el estado o ciudad de su ser querido que le ayuden con gastos como medicamentos, facturas médicas, comestibles y otros. La organización AARP ofrece enlaces a las prestaciones disponibles en cada estado (en inglés), y también puede consultar a la agencia de la tercera edad de su zona. Las organizaciones de defensa de los cuidadores pueden ser útiles. La Caregiver Action Network ofrece asesoramiento gratuito por teléfono, correo electrónico o chat en caregiveraction.org.

"Alguien puede llamar a nuestro servicio de ayuda y decir: 'Me acabo de dar cuenta de que los copagos de los medicamentos recetados a mi madre se han llevado gran parte de sus ahorros y tiene dificultades para pagarlos'", explica Marvell Adams Jr, director general del grupo. "Y nosotros le decimos: 'Podemos ponerle en contacto con una fundación de ayuda al copago'".

El National Council on Aging también ofrece una herramienta de verificación de prestaciones (en inglés) para comprobar si se cumplen los requisitos de cientos de programas que pueden ayudar a costear los gastos.

Consulte a un profesional

Si le es posible, hable con un planificador financiero sobre las finanzas de su ser querido (y las de usted también) para asegurarse de que ambos estén tomando buenas decisiones y de que no esté saboteando su propio futuro financiero. "Como cuidador, empezamos a pagar por cosas y nos metemos en una situación difícil", dice Goyer.

Es preferible utilizar dos planificadores distintos. "Creo que es útil tener a alguien que realmente vea nuestra situación", dice Goyer. "Y que nos ayude a tomar decisiones difíciles que, a la larga, nos protegerán como cuidador".

Este artículo fue redactado por NerdWallet y publicado originalmente en inglés por The Associated Press.

Get started with budget planning
Check your current spending across categories to see where you can save