Lo que cuesta comprar una vivienda

Para saber cuánto dinero se necesita para comprar una casa, hay que tener en cuenta tanto los gastos iniciales como los gastos continuos.
Kate Wood
By Kate Wood 
Published
Edited by Alice Holbrook

Many or all of the products featured here are from our partners who compensate us. This influences which products we write about and where and how the product appears on a page. However, this does not influence our evaluations. Our opinions are our own. Here is a list of our partners and here's how we make money.

Sería ideal si las casas en venta vinieran con etiquetas que mostraran una descripción detallada para que el comprador pudiera comparar todos los costos de la propiedad. Calculemos estos gastos, desde el momento de la mudanza hasta los gastos mensuales durante la duración del crédito hipotecario.

Primero, asegúrese de que es el momento adecuado

Si ha tomado la decisión de comprar una vivienda, deberá persuadir a la entidad crediticia para que le aprueben el préstamo. Esto quiere decir que su historial crediticio debe ser satisfactorio, que no tiene una enorme cantidad de deudas y que cuenta con los ingresos suficientes para asumir los gastos.

Las entidades de préstamo analizan diversos factores para determinar si usted presenta un riesgo aceptable para comprar una vivienda con un préstamo de al menos $100,000. Sus deudas y sus ingresos (los prestamistas lo llaman "relación deuda-ingresos") influye mucho en el proceso de aprobación del préstamo. El pago o cuota inicial también es fundamental, si usted piensa pagar la cantidad estándar del 20% del costo de la vivienda o una cifra inferior.

Pero, aparte de estos gastos iniciales, a la hora de considerar si usted está preparado o no también se deben tener en cuenta los gastos en los que se incurrirá después de la compra de la casa.

Gastos iniciales

Pago inicial: El pago inicial suele ser el mayor obstáculo que tendrá que superar al comprar una casa. Un buen punto de partida es calcular el 20% del precio de venta, pero pueden existir otras opciones. Algunas entidades crediticias ofrecen préstamos garantizados por la Administración Federal de la Vivienda (FHA) con pagos iniciales de tan solo el 3.5% del precio de venta, pero también deberá añadir el costo del seguro hipotecario privado a sus cuotas mensuales. Este seguro protege al prestamista en caso de que el comprador no pueda pagar la hipoteca y quede en situación de impago o incumplimiento.

Costos de cierre: Una vez terminadas todas las cláusulas del contrato, es hora de firmar una larga lista de documentos. Habrá cargos por la tasación de la propiedad, la tasa de originación del préstamo, la póliza de seguro del título de propiedad, los impuestos sobre la propiedad y otros gastos, que generalmente suman alrededor del 3% del precio de compra de la vivienda. Aquí es donde realmente hay que prestar atención a la letra pequeña, así como hacer todas las preguntas necesarias y estar seguro de lo que se está firmando.

A esta altura, usted ya debiera haber recibido por adelantado un estimado de buena fe de estos costos de cierre (y habrá tenido tiempo de negociar y comparar costos más bajos) para no llevarse sorpresas. El estimado de buena fe le permite hacer una comparación imparcial de lo que pagaría realmente, porque cualquier variación en los costos puede dar lugar a tasas de interés confusas.

>>Más información sobre: Cómo escoger la mejor hipoteca

Gastos durante la duración de la hipoteca

Hipoteca: Por desgracia, y según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, casi la mitad de los compradores potenciales no comparan precios a la hora de buscar una hipoteca o crédito hipotecario. Con el tiempo, esto le puede costar una cantidad significativa de dinero.

Si usted compara las comisiones de al menos dos prestamistas, podría ahorrar hasta $600 al año, y si compara las tarifas de cuatro prestamistas podría ahorrar más de $1,200, según una investigación realizada por Freddie Mac. Supongamos que está a punto de comprar una casa de $300,000 con un pago inicial del 20%. Si usted puede reducir la tasa de interés en medio punto porcentual, ahorrará $56 al mes en una hipoteca de $200,000, fija durante 30 años, lo que significa un ahorro total de más de $20,000.

Que no le sorprendan las cuotas mensuales: Las calculadoras hipotecarias en línea a veces pueden ser engañosas. La cuota mensual de su hipoteca incluye pagos que van destinados al capital de la deuda y a los intereses, pero en ciertas ocasiones es mucho más que eso. A menudo incluye una cuenta de reserva para apartar una fracción de la cuota mensual a cubrir los impuestos sobre la propiedad, el seguro y otros gastos anuales. Estos gastos pueden añadir cientos de dólares a su mensualidad, dependiendo del tamaño de su préstamo.

Los vendedores por lo general indican los impuestos sobre la propiedad en la información del listado de la vivienda, o bien usted puede obtenerlos del asesor local del impuesto sobre bienes inmuebles.

Gastos después de la mudanza: Una vez que haya comprado su casa, quizás piense que ya no tendrá más gastos: y la verdad es que la mayoría ya se han realizado. Pero también debe pagar los servicios públicos, quizás las cuotas de la comunidad de propietarios, el mantenimiento (como el cuidado del jardín y la limpieza de la nieve) y alguno que otro desperfecto de plomería. Algunos de estos gastos habituales pueden agregarse a su presupuesto, pero no se puede hacer lo mismo con los gastos inesperados.

¿Se acuerda de ese fondo de emergencia que los asesores financieros sugieren que tengamos? Pues bien, debería aumentarlo un poco más y siempre reservarlo para gastos "inesperados". Nos referimos a esos gastos grandes o pequeños que el seguro no cubre, como una fuga del calentador de agua que le sorprenda a medianoche.

Tener algo de dinero ahorrado para gastos inesperados en su casa le ayudará a no tener que echar mano de sus últimos ahorros para emergencias, o incurrir en deudas con su tarjeta de crédito. Considere la posibilidad de ahorrar entre $500 y $1,000 en su reserva para cuando surjan reparaciones en casa.

El precio justo

De mucha ayuda es utilizar una hoja de comparación de hipotecas que le facilite la tarea de cuadrar los números. El formulario puede parecer un poco abrumador al principio, pero si usted va paso a paso, le mostrará el costo real de convertirse en propietario. Puede que los vendedores no coloquen un enorme cartel de "Compre ahora" delante de la casa que a usted le gusta, pero si tiene en cuenta todos los gastos iniciales y continuos, tomará una decisión inteligente a la hora de comprar su nueva casa.

Este artículo fue publicado originalmente en NerdWallet en inglés.